jueves, 19 de enero de 2012

SUEÑO DE BAILARINA


Jugaba siendo chiquita a bailar como ninguna. Creció bailando en las nubes, con la ilusión como cuna.
Ella quería danzar y bailar a todas horas, danzando sobre las cresta por encima de las olas. 
Con su alma de bailarina, sosegaba muchas penas, bailando la dulce armonía de los cantos de serena.
Soñaba desde su infancia a bailar bajo la luna, para tocar con los dedos, las estrellas una a una.
Su anhelo era bailar, la ilusión de su existir, sin danzar ella sentía que no podía vivir.
Soñando, ella danzaba a todas horas, creció bailando la música, que le tocaban las olas.
Bajó un día de su nube para pisar sobre el suelo, comprendió que no era bailarina y dejó de tocar el cielo.
Bajo sus pies se hundió, la ilusión de una chiquilla, por que ya no soportaban aquellos dances de puntillas.
La magia de su danzar se rompió en mil pedazos, como un juguete de cristal que se cayó de sus brazos.
Creyó morir de tristeza y destrozada de dolor quiso elevar un rezo que le llegase hasta Dios.
Pidió aprender a bailar como soñó que danzaba y Dios le tocó con el don, con el que ella soñaba.
Baila bailarina, danza ahora como quieras, que eres el cisne del ballet con tus zapatillas de seda.
Baila y danza bailarina, con esos saltos ligeros, da mil vuelas sin parar hasta que toques el cielo, danza a todas horas y vuela al compás de la música que te regalan las olas.
Sonríe linda danzarina, baila y danza sin parar, que ya eres el cisne del lago, y ahora, si sabes bailar…


Autora Margary Gamboa. ©todos los derechos reservados.

1 comentario:

  1. Danzas con tus preciosas letras que suenan a melodía .
    Hermosa historia con un final feliz .
    Me voy de puntillas .... para no perturbar la armonía que aquí reina ...
    Muchos besos amiga

    ResponderEliminar