viernes, 28 de diciembre de 2012

MI PEQUEÑO SECRETO



Definitivamente, creo que me estoy volviendo loca. Todos los días a la misma hora, escucho gritos que me llaman por mi nombre, provenientes de la cocina. Me acerco sigilosa, agudizo el oído para asegurarme bien de lo que estoy oyendo. Y si, salen de la despensa. Abro la puerta, y allí está, tintineante, como un autentico lucero que parece tener un imán, que me atrae hacia el pecado. 
Me resisto una y otra vez, intento aguantar el tirón cerrando la puerta de la despensa, pero acto seguido, sucumbo al tan irresistible tentación. El sonido del envoltorio al desnudar la tableta, seguido del aroma que emana, hace que la boca se me haga agua. Cojo la tableta de chocolate, la exhalo con delicadeza y de forma lujuriosa, pego un ansioso mordisco, como si fuera el último trozo que haya sobre la tierra. Con los ojos cerrados, lentamente, saboreo tan exquisito deleite, y siento que mis males se disipan…

Mmmm !!!chocolate!!!! un verdadero poema para los sentidos. No sé que tiene, que anula mi voluntad. Nada es más gratificante y sabe mejor, que un buen bocado de chocolate ¡Es un placer más exquisito!
No hay en el mundo nada, de otro sabor semejante.
¡Que regalo para el paladar, tan suculento!
 Y se hace un silencio, mientras diluyo en mi boca, un pedacito de cielo.
¡Que se pare el mundo! que nadie me hable, que en este momento, no estoy para nadie. Mmm... ¡Que delicia…!


Todo el mundo tiene una debilidad, y la mía, es el chocolate, es, mi pequeño secreto....Ssss, espero que nadie se entere. Y aquí estoy… Degustando un trocito de gloria bendita, mmm…Un placer sublime. Divina sensación. Dicen, que libera endorfinas, por lo tanto, debería ser, prescripción facultativa. Así que, mientras pueda, seguiré disfrutando de este pequeño pecado.



Autora Margary Gamboa. ©todos los derechos reservados.

3 comentarios:

  1. Sigue disfrutando de tu pequeño secreto ...
    Dulce y lindo relato , me invitas ?
    Besos amiga

    ResponderEliminar
  2. Claro que si te invito a saborear un delicioso trozo de chocolate, además, esto es como el que que bebe que si lo comparte, se siente menos culpable, jejejje.

    Gracias por pasearte por mis letras Elena. Ven siempre que te apetezca.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Ja que linda y que rico el chocolate!!! aunque yo no soy muy dulcera, sin duda el chocolate es una tentación!!!
    Adoro la leche chocolatada, jajaja

    ResponderEliminar