viernes, 2 de septiembre de 2011

EL ENCANTO DE LA NIEVE





Me encanta la nieve,   provoca un efecto tan especial en mí, que la
hace sencillamente
maravillosa. Siento que tiene un encanto especial, y siempre he tenido una particular predilección por ella.

Los entornos nevados, el frío y todo lo relacionado con ese elemento me fascinan. Creo que mi sensación no es única, que otras personas, al igual que yo, también experimentan una sensación parecida por distintas cosas. 

Siempre he pensado que ese sentimiento se debe a mis experiencias vividas en otra vida anterior. La nieve me resulta tan cautivadora, que creo que es incomprensible ese sentimiento, siendo como soy, del sur.

Tengo un sueño que a veces se repite. Quizás sean reveladores de algún lenguaje que no alcanzo a comprender. Sueño que estoy sola, en un mundo nevado, donde admiro mi entorno y no me canso de contemplar los paisajes que me rodean. En él, permanezco inmóvil, con los brazos abiertos bajo una copiosa nevada, y quedo casi cubierta de una resplandeciente blancura. Me encanta ese sueño, lo disfruto como si fuese real.

A mis hijas, desde que eran pequeñas, siempre les he comentado que en una vida anterior, yo fui, un osito de las nieves. Quizás fuese así, o quizás mis sueños no son más que las nieves del alma, donde los copos son besos en un escenario que se hundió en la sombra, y quedó allí, a la expectativa, hasta que surja de nuevo, la luz en mis sentimientos.

Autora Margary Gamboa. ©todos los derechos reservados.

1 comentario:

  1. Podria decir tantas y tantas cosas sobre estos escritos que no me bastarian todas estas paginas, es increible con el paso de los momentos vividos podamos expresa cada pensamiento y q maneras y formas tenemos para exteriorizarlo como para que el interlocutor o quien lo lea se meta dentro del lapiz que los escribes,solo me queda darte la enhorabuena y decirte sigue,sigue q todo esto es solo el principio de algo bonito q solo alguin con una especial sensibilidad puede escribirlo

    ResponderEliminar